truck towing boat

Formas de almacenar embarcaciones

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Tabla de contenidos

El almacenamiento de embarcaciones es una preocupación para muchos propietarios, especialmente para aquellos que no pueden permitirse el lujo de tener su barco amarrado en un puerto deportivo o en casa. Existen varias opciones de almacenamiento, cada una con sus ventajas e inconvenientes.

Estas son la mejores opciones y las más habituales para almacenar un barco:

Formas de almacenar embarcaciones

  1. Una de las primeras opciones a considerar es el almacenaje interior. Puede ser tanto en un garaje como en un almacén que disponga de unidades interiores climatizadas. 

El almacenamiento interior es una buena opción para embarcaciones que se utilizan con poca frecuencia o sólo en determinadas temporadas. Tenerlo bajo cubierta ayuda a proteger y evitar el deterioro, además del posible robo de la embarcación. 

El almacenamiento en interior puede ser más caro y poco práctico si vas a usar la embarcación a menudo. Es posible que desee considerar esta opción si usted está buscando para proteger su barco de los elementos y asegurarse de que está seguro durante todo el invierno. No obstante, esta opción es más limitada en cuanto a embarcaciones de gran eslora.

  1. Otra opción es el almacenamiento al aire libre. Puede ser en la entrada de su casa, en un patio o en un almacén. El almacenamiento en el exterior es una buena opción para quienes utilizan su embarcación con frecuencia pero no disponen de un amarre o espacio para guardarla en el interior. 

Esta es una de las opciones más económicas, aunque mucho menos práctica. Es importante cubrir la embarcación o utilizar un cobertor para embarcaciones para protegerla del sol, la lluvia y otras condiciones meteorológicas. 

  1. Una tercera opción consiste en almacenar la embarcación todo el año en el agua. Esta suele ser la opción más cómoda para quienes utilizan su embarcación con frecuencia, ya que pueden acceder a ella fácilmente siempre que lo deseen. 

Es importante disponer de un amarre adecuado y mantener la embarcación con regularidad para garantizar su longevidad. 

Almacenar una embarcación en el agua también puede resultar más caro, ya que puede requerir gastos adicionales de amarre y mantenimiento. También es importante tener en cuenta la ubicación y las condiciones meteorológicas a los que la embarcación estará expuesta, tales como las condiciones adversas o las aguas agitadas. 

Antes de elegir esta opción, hay que tener en cuenta que un barco en el agua deberá limpiarse y mantenerse con regularidad con tal de evitar el crecimiento de organismos marinos como percebes y algas. 

Aparte de eso, es importante mantener la sentina del barco y otros sistemas mecánicos en buenas condiciones de funcionamiento para garantizar la seguridad de la embarcación. 

Las inspecciones periódicas del casco, la jarcia y otros componentes de la embarcación también pueden ayudar a identificar posibles problemas que haya que resolver.

  1. Una cuarta opción es utilizar una instalación de almacenamiento en seco. Estas instalaciones disponen de grúas que sacan la embarcación del agua y la apilan en una zona segura y cubierta. Es una buena opción para quienes no disponen de un lugar permanente para guardar su embarcación y desean mantenerla fuera del agua cuando no la utilizan. 

Esta opción no es tan práctica como disponer de un amarre, pero se puede acceder fácilmente a la embarcación cuando sea necesario. Sin embargo, algunas veces el almacenamiento en seco puede ser más caro que otras opciones de almacenamiento. 

 

¿Cuánto cuesta almacenar un barco?

El coste de almacenar una embarcación puede variar enormemente en función de una serie de factores, como el tamaño de la embarcación, la ubicación en la que se almacena y el tipo de instalación de almacenamiento que se utilice.

En general, almacenar una embarcación en un puerto deportivo o astillero será más caro que almacenarla en su propia propiedad, por ejemplo, en un garaje o en un remolque en la entrada de su casa – aunque este último no es menos común en el sur de Europa.

El coste de almacenar una embarcación en un puerto deportivo o astillero puede oscilar entre unos cientos de dólares al año para una embarcación pequeña y varios miles de dólares al año para una embarcación grande. 

Además, si necesita almacenar su embarcación en un lugar que requiera su traslado en remolque o camión, el coste del transporte también puede ser un factor a tener en cuenta.

 

Hay muchas opciones, pero ¿cuál es la mejor para ti?

Como hemos visto, existen varias opciones diferentes para el almacenamiento de embarcaciones, cada una con sus ventajas e inconvenientes. La opción más popular puede variar en función de la ubicación y de las necesidades y preferencias específicas del propietario de la embarcación. 

Es importante siempre tener en cuenta el tamaño de la embarcación, la frecuencia de uso y el espacio disponible a la hora de elegir una opción de almacenamiento. 

 

El almacenamiento en interior es una buena opción para las embarcaciones que se utilizan con poca frecuencia, mientras que el almacenamiento en exterior está dirigido a los propietarios que utilizan sus embarcaciones con regularidad. 

Almacenar una embarcación en el agua es posiblemente la opción más cómoda y popular, pero también puede resultar más cara que otras opciones, ya que requiere tasas y mantenimiento adicionales. 

En conclusión, independientemente de la opción de almacenamiento elegida, es importante proteger la embarcación de los elementos externos y mantenerla con regularidad para garantizar su longevidad.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp