MANIOBRAS

Seguridad en puerto

Las maniobras en puerto con barcos de vela o barcos a motor son algo complicado que hay que dominar a la perfección si queremos tener una buena experiencia náutica o jornada marinera. 

Ya que si en el momento de la salida o al llegar a puerto algo no sale bien, nuestras buenas sensaciones desaparecerán. Lo que debía ser un día perfecto puede tornarse una mala experiencia.

En puerto debemos conocer tanto las respuestas de nuestro barco a nuestras indicaciones como sus reacciones a factores externos, especialmente el viento. Conocer estas reacciones nos permitirán contar positivamente con ellas para aprovecharlos en lugar de que nos perjudiquen. Ante todo, la tranquilidad de conocer todas estas reacciones nos permitirá garantizar el éxito.

La mayoría de los alumnos que han acabado sus prácticas oficiales y ya disponen de su título de navegación, tienen el mismo miedo, atracar o desatracar la embarcación del puerto.  Con las prácticas para obtener el título náutico se adquieren conocimientos básicos pero no los suficientes para tener la seguridad de ser capaz de acometer las maniobras en el puerto. 

Por ello, en Motyvel te proponemos hacer prácticas de maniobras en puerto para afianzar tus conocimientos y seguridad. 

Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta. 

 

¿Cómo se realiza el atraque de un barco?

Existen múltiples formas de hacer un atraque de un barco en puerto, esto va a depender del puerto, el tipo de amarre comprado y el tamaño de la embarcación. 

Pero sobretodo va a condicionar nuestras maniobras para atracar nuestro barco, factores externos, como el viento, la corriente, el oleaje y la inercia. Por ello, es muy importante practicar y conocer a la perfección las maniobras de amarre para hacerlas de forma segura. 

Debemos tener controlado el timón, las hélices, las hélices de maniobra, los cabos, anclas, remolcadores, y más, dependiendo del tipo y tamaño de la embarcación. 

Lo primero que habrá que hacer cuando nos acerquemos al puerto será comenzar a preparar el barco para la maniobra, es decir, recoger las velas, preparar las amarras, poner las defensas, etc. 

Una vez que se está entrando en el puerto a motor, hay que evaluar bien la situación, es decir, la dirección e intensidad del viento, dónde está el amarre, el resto de barcos en movimiento y atracados, y muchos más factores que van a condicionar cual es la maniobra que se va a llevar a cabo.

El conocimiento del tipo de maniobra a llevar a cabo en puerto se aprende con la práctica, por ello, cuando acabamos de sacarnos la titulación náutica correspondiente es muy útil realizar prácticas de maniobras en puerto para coger soltura, aprender y hacerlo con seguridad independientemente de las condiciones externas. 

Cuando tengamos más experiencia en las maniobras en puerto, es muy útil perfeccionar la técnica de navegación, con prácticas especificas para coger soltura en la navegación y saber responder ante cualquier incidencia o problema.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.

Acepto