MANIOBRAS

Seguridad en puerto

Toda buena experiencia náutica o jornada marinera empieza con una buena maniobra.

Si en el momento de la salida o al llegar a puerto algo no sale bien, nuestras buenas sensaciones se diluirán. Lo que debía ser un día perfecto puede tornarse una mala experiencia.

En puerto debemos conocer tanto las respuestas de nuestro barco a nuestras indicaciones como sus reacciones a factores externos, especialmente el viento. Conocer estas reacciones nos permitirán contar positivamente con ellas para aprovecharlos en lugar de que nos perjudiquen. Ante todo, la tranquilidad de conocer todas estas reacciones nos permitirá garantizar el éxito.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.

Acepto